ASSOC.PER ELLS (MALLORCA)XIVè ANIVERSARI ANY 2019

ACOLLIDA D'INFANTS DE BELARÚS I D'UCRAïNA AFECTATS PEL DESASTRE DE TXERNÒBIL DES DEL DESEMBRE DE 2005.

CONSELLS PER LES NOVES FAMILIES D'ACOLLIDA

perells | 16 Abril, 2009 10:57

Es muy importante en las dos primeras semanas de acogida seguir las recomendaciones de la Asociación Per Ells:

1.- El cariño nunca debe nublar la razón: Es difícil que un niño/a de orfanato quiera volver después de la acogida voluntariamente a Bielorrusia o a Ucrania. A diferencia de los niños/as de familias humildes que los últimos dias están más nerviosos para volver a casa y contar su experiencia, enseñar los regalos, ropa… Es imposible además no quererle. Pero nunca debemos olvidar; que el niño/a no es nuestro/a, no nos pertenece, ni tenemos delegada su tutela ni su patria potestad y que en todo momento esta sometido a las leyes e instituciones bielorrusas o ucranianas, que hemos firmado respetar en la acogida en familia, por lo que el menor depende en todo momento de su Tutor.

2.- El Niño/a no puede convertirse en el Rey de la casa: No es bueno consentirle caprichos, ni colmarle de regalos, sobre todo al principio, al niño/a se le acoge sencillamente como un miembro más de la familia, con sus derechos y obligaciones. Es el niño/a quien debe de adaptarse a la familia y no al contrario. Ningún plan o proyecto de la familia debe verse alterado por la llegada del niño/a. Al principio de la acogida, es importante establecer normas en casa a las que el niño/a tendrá que atenerse.

3.- Toda descompresión debe ser lenta: No programe muchas actividades en la primera semana. La mayoría de los niños/as llegan muy cansados. Recuerde que nuestra vida y nuestras costumbres son distintas de las suyas . El pasar rápidamente de un régimen de autoridad, sobriedad y disciplina propio de un orfanato o dejadez y sin recursos propio de niños/as de familias desestructuradas o muy humildes, a tenerlo todo en abundancia y con una libertad no conocida por el menor hasta la fecha, puede desestabilizar al niño/a, es necesario un aterrizaje suave en su nueva situación, porque desayunaría con coca-cola, cuando debe tomar leche hasta en las comidas.

4.- No debemos olvidar que también somos educadores: Cualquier gesto o comportamiento fuera de lo normal, no debemos soportarlo ni pasarlo por alto, si no que en bien del niño/a y nuestro, debemos de comunicarlo de inmediato por teléfono al móvil de la responsable de la Asociación o de la monitora quien dará la oportuna y necesaria recomendación al menor y una explicación entendible a la familia. Repetimos encarecidamente nada de consentir caprichos. Recomendamos haya o no incidencias, los 3 primeros dias se comunique con la monitora del menor para hablar de su evolución.

5.- Especial atención en los primeros días: Que suelen ser los que exigen más esfuerzo, debido a las dificultades de la comunicación. A cada familia nueva se le entrega un pequeño diccionario con las frases más habituales de convivencia. Aunque, también hay que decir que mediante gestos se hacen entender.

6.- Un mundo lleno de ilusiones: Lo mas normal y habitual que tenemos o realizamos en nuestra vida cotidiana, constituye seguramente para el menor algo muy excepcional. El niño/a a veces no es consciente que llega a casa para rehabilitar su salud. Debemos de tener en cuenta que el niño/a tiene depositadas en su estancia en Mallorca gran parte de sus ilusiones, por lo que la acogida no tiene vuelta atrás, una vez que el niño/a es acogido no se le puede devolver como si se tratara de un producto comprado en unos grandes almacenes.

7.- El equipaje de los niños/as: Con toda seguridad los niños/as, traen además de lo puesto, una simple bolsa de plástico huérfana de contenido. Podemos asegurar que debemos de comprarle ropa, nunca de Marca, y sólo la necesaria para pasar el verano. Cuando se marchan, llevan una bolsa de lona repleta de ropa nueva o usada de abrigo y zapatos marcados y con uno o dos números más de invierno, y una mochila con material escolar. Les rogamos siga encarecidamente las recomendaciones que damos siempre en las Asambleas anteriores a la llegada y a la salida de los menores.

8.- Cuidado con los regalos: No es recomendable comprarle a los menores, un objeto valioso de oro o plata, en primer lugar porque el niño/a no lo valora igual que nosotros, y en segundo lugar porque con toda probabilidad se lo van a requisar cuando regrese al orfanato, con el agravante de que si es un pendiente se lo puede arrebatar de forma violenta. Por otra parte si es de familia desestructurada o muy humilde, también se recomienda lo mismo.

9.- Nunca regalar dinero: Le rogamos encarecidamente no entregue dinero a los niños/as de orfanato, ya que no conocen su valor, además en el orfanato no tienen forma de gastarlo, y con toda seguridad se lo quitaran al llegar y en caso de ser de familia humilde o desestructurada para no crear una dependencia que cada año si el niño/a repite tenga que traer dinero a casa a la vuelta y sin saber para que fines se van a utilizar. Ya que podría convertirse en motivo de chantaje por parte de sus tutores de que volviera o no a Mallorca.

10.-Finalmente, decir os que os dejeis sorprender y no os hagais imágenes preconcebidas del niño/a que vendrá a vuestra casa, ya que puede dar lugar a decepciones y hay que pensar que es para el bien de los niños/as, para su salud y conocimiento de otros maneras de vivir, tener nuevas experiencias y transmitirles esa esperanza de querer mejorar.

Comentaris

Afegeix un comentari
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb