ASSOC.PER ELLS (MALLORCA)XIVè ANIVERSARI ANY 2019

ACOLLIDA D'INFANTS DE BELARÚS I D'UCRAïNA AFECTATS PEL DESASTRE DE TXERNÒBIL DES DEL DESEMBRE DE 2005.

VIVIMOS LA ÚLTIMA VEZ (BELARÚS)

perells | 25 Juny, 2009 12:56

Diario escrito en 1994, ocho años después de la catástrofe de Chernóbil.

Entonces nadie no sabía que el lugar más contaminado en la aldea Malínovca, donde vivía mi abuela, estaba bajo el viejo peral, que se encontraba en el huerto de la abuela.

Aquel verano nadie podía suponer que la desgracia estaba en su aldea, que el viejo árbol en el huerto de mi abuela irradiaba la muerte. Los paisanos aconsejaban a la abuela derrumbar el peral porque cubría con su sombra la tercera parte de su huerto. Pero la abuela se negaba diciendo que hacía mucho tiempo bajo ese árbol se había derramado la sangre de una muchacha muy joven. Mucha gente sabía esta leyenda, pero no todos creían, mi abuela, sí, creía y consideraba que el árbol era santo.

Le gustaba el peral y a mi prima también. Aquel verano la niña pasó las vacaciones de verano en casa de la abuela.!La aldea Malínovca es tan hermosa! Mi prima ayudaba a la abuela en el campo y en el huerto, recogía bayas y setas en el bosque...

Un día llegó un jefe municipal a la aldea y dijo: "La tierra, el aire y el agua en la aldea están "limpios", podéis vivir tranquilos. Y ellos vivían.

Bajo aquel peral mi prima dibujaba paisajes (estudiaba pintura y sabía dibujar muy bien), soñaba con ser pintora. Aquel verano mi prima se hizo una verdadera belleza. Cumplió 15 años. Tenía un diario donde escribía los acontecimientos más importantes. Aquí sus últimas notas.

1 de marzo

Los chicos de la sala número doce nos felicitaron con la primavera. Hicieron un muñeco de nieve y lo trajeron a nuestra habitación en una bandeja grande. Era un muñeco muy bonito. No sé quien lo hizo. Supongo que lo había hecho Anatoli. Sueña con ser escultor, hace unas figuritas de barro muy bonitas.

Hoy le han permitido levantarse después de la terapia química y quiere hacernos sonreir. !Ha empezado la primavera! Cerca del muñeco había un papel en que decía: "!Chicas, les felicitamos con la última nieve"!

- ¿Por qué con la última?¿De veras la última? -se preguntaban las chicas llorando.

El muñeco se derritió. De nuestras lágrimas.

2 de marzo

Hoy ha llegado la abuela. !Mi querida abuela! Ella se siente culpable por mi estado de salud. Le pedí que me contara la leyenda sobre el peral de Masha, bajo el cual me gustaba soñar y que resultó ser un pequeño reactor.

Escucho a la abuelita y trato de recordar cada rasgo para dibujar su retrato después. La abuela habla despacio, en voz baja, el alma se llena de una tranquilidad suave y profunda.

- Hace mucho tiempo, cuando en nuestro país había terratenientes, un rico conde se enamoró de una muchacha pobre, pero muy hermosa. Por fuerza la trajo a su palacio. Marila lloraba y estaba triste en las lujosas habitaciones del conde.

Un día huyó del palacio con su criado. Los alcanzaron los soldados en el campo. Muy furioso el conde gritó: !Sí no quieres ser mía, no pertenecerás a nadie! Y le asestó un sablazo. Dice la gente que en el lugar, donde se derramó la sangre de Marila, creció un peral muy bonito. Por eso lo cuidaba tanto...Pero ahora ya no existe nuestro peral. Llegó una grúa grande y lo arrancó con las raíces. Aquel lugar limpiaron con una solución especial y pusieron una señal. De nuestra aldea se fueron casi todos. Nuestra Malinovca se hizo vacía como muerta.

Al despedirse la abuela yo le quería pedir:"Si me muero, no me entierren en el cementerio, le tengo miedo. Mejor en el campo o en un abedular... y planten un árbol: un peral o un manzano..." No, no quiero ser árbol. Tengo que vivir. Voy a vivr. Tengo bastante fuerza para superar la enfermedad, lo sé.

3 de marzo

Lucho como puedo. He terminado el retrato de la abuela. Cuando lo vio la madre se conmovió mucho: ¡Hija mía, que talento tienes! Mi doctora, Valentina Ivánovna, dice que soy valiente y que mi tratamiento va exitosamente. ¡Dios mío, dame fuerzas para resistir!

4 de marzo

Si estoy mejorando ¿por qué estoy vomitando tanto, por qué la habitacion está como en los columpios?... Escribo después de cuentagotas. Estoy un poco mejor. Gala, Vasa y Dina, mis amigas en la habitación, me miran con los ojos tristes. Compadecen de mí porque también han sufrido como yo. Quisiera que nadie viera mis sufrimientos tan dolorosos, pero ¿qué hacer?... El hospital está repleto. Tatiana Ivánovna dijo que hacía 3 años estaba casi vacío. Lo llenó la tragedia de Chernóbyl. Si fuera posible reunir a todos los culpables de nuestra desgracia y hacerlos pasar por nuestro hospital para que vieran los resultados de su trabajo.

Empecé a leer a Ajmátova(poetisa rusa). Apareció el deseo de dibujar el cuadro "Vivo la última vez".

5 de marzo

Murió Iván, un chico rubio con ojos azules, favorito de todo nuestro hospital. Tenía solamente siete años. Antes lo curaban en Alemania. Anteayer nos invitaba a bombones porque tenía su día de cumpleaños., recibía las felicitaciones, estaba alegre... ¡Dios, ¿por qué tan despiadado? Iván...¿por qué?!

6 de marzo

Puedo soportar cualquier dolor. Me enseñó esto mi mamá. En general, si pudiera, pondría un monumento a mi Madre junto a la entrada al hospital. Ellas mismas resisten y nos enseñan a nosotros. Vi como aguantaba Vova, el de 5 años. Mientras su madre buscaba al doctor, hasta que le hicieron la inyección, estaba mordiendo sus dedos, pero no gritó, ni lloró. ¿Qué será de él, qué será de todos nosotros en adelante? La catástrofe de Chernóbyl es una de las que no se puede comprender. Es algo horrible, que obliga a no creer en el sentido de nuestra existencia terrestre.

7 de marzo

Trajeron la ayuda humanitaria de Dinamarca. En la habitación entró una mujer rubia, muy simpática. Me pasaba la mano por la cabeza y en sus ojos estaban lágrimas. La traductora dijo que hacía unos años su única hija había muerto en un accidente en la carretera. La visitante extranjera se quitó su cadenilla con la cruz y me la puso a mí. Yo pensaba que todas las madres en nuestra tierra se parecen una a la otra en su amor a los niños.

8 de marzo

Fiesta...Sobre la mesa están naranjas y plátanos, una rama de mimosa y una tarjeta postal con las palabras: "¡Si los deseos significan algo, deseamos mucha suerte, que brille el sol, que ame tu corazón, que todas las desgracias se conviertan en victorias!"

Aquí no hay costumbre de desear salud y felicidad. Solamente victorias. Vences tu terrible enfermedad y la felicicdad siempre estará contigo.

En la sala de actos del hospital organizaron una fiesta dedicada a las mujeres. Bailé con Anatoli, pero no mucho. Sentí el mareo. Las chicas dijeron que éramos la mejor pareja.

9 de marzo

El cuento se acabó. Me siento mal otra vez. Así no era nunca antes. Vomito desde la mañana, los espasmos no cesan y los medicamentos ya no me ayudan.Pero lo más terrible es mi pelo. Mi pelo cae de mi cabeza como un río.

Tatiana Ivánovna dijo que me han hecho todo el tratamiento. Ahora tengo que recuperarme en casa. Pero he visto sus ojos... y he comprendido todo. ¡He comprendido: es todo!

10 de marzo

La mamá ha traído mi querido vestido.¡Estoy tan hermosa con este vestido!

Me mantenía de pie con mis últimas fuerzas, pero me despedí de todos.¡Adiós, hombres!¡Recuerdenme! ... Esperanza murió a finales de marzo. La última palabra en su diario era la palabra latina "VIXI" (Vivido).

 
Powered by LifeType - Design by BalearWeb